Basílica de la Macarena

Situada al norte del casco histórico de la ciudad, se encuentra la Basílica de Santa María de la Esperanza, popularmente llamada Basílica de la Macarena. Fue construida entre 1941-1949 y en ella está resguardada el mayor tesoro de la ciudad de Sevilla: la Virgen de la Esperanza Macarena, la imagen más venerada y una de las de mayor importancia en la Semana Santa de Sevilla. Sale en procesión en la madrugada del Viernes Santo, con una centuria de soldados romanos con traje de terciopelo rojo, carcasa y yelmo llamados los “armaos”.   

Leer más

La basílica de estilo barroco andaluz resalta por su exterior de acento sevillano en su blancura, los azulejos y la espadaña. Su interior está formado por una sola nave y cuatro capillas laterales. Las pinturas que datan del 1993 son obra del pintor Rafael Rodríguez Hernández. En estas imágenes se puede observar distintas escenas de la vida de la Virgen. El retablo mayor es del 1949, de estilo neobarroco y las esculturas que allí se muestran son obra del artista Luis Ortega Bru. Aquí es dónde la Virgen toma el mayor protagonismo.

Dirección:

Calle Bécquer, 1-3, 41002 Sevilla.

Cómo llegar:

Autobús: 2, 10, A1, C1, C2, C3, C4 y C5

Horario:

De lunes a domingo de 09:00 hrs  a 14:30 hrs y de 18:00 hrs a 21:30hrs

Domingos y festivos a partir de las 09:30hrs a 14:00 hrs y de 18:00 hrs a 21:00 hrs

Las vísperas de festivo cierra a las 21h.

En Semana Santa hay horarios especiales de visita.

Días de cierre: