Casa de Pilatos

Fue construida en 1483 por la  unión de los linajes de Pedro Enríquez de Quiñones  y su segunda esposa Catalina de Ribera. A lo largo del siglo XVI y como consecuencia de la relación que sus miembros mantienen con Italia experimenta transformaciones y  se convierte en el filtrador de las nuevas formas y gustos del Renacimiento. Es considerado el prototipo del palacio andaluz, e integra de manera espléndida además del renacentista , los estilos mudéjar y barroco. Hay que destacar su fascinante interior y algunas de las esculturas clásicas y mármoles.

Leer más

El palacio gira en torno a dos patios, en torno a los cuales está el edificio principal de dos plantas a ambos lados del cuerpo principal se extienden dos jardines de distintas dimensiones y forma . El patio principal es un espacio de planta cuadrangular, recorrido por galerías, con un patio típico andaluz, una fuente en el centro y dos estatuas de la diosa Palas.

En la galería baja hay veinticuatro bustos entre emperadores romanos y españoles. Rodeando al patio principal se disponen una serie de estancias.

Las planta baja y alta del palacio se comunican con una monumental escalera decorada con zócalos de azulejos de gran colorido y su techo es una cúpula de madera. Hay varias salas con una colección de pinturas y tapices que van desde los siglos XVI al XIX con temática clásica, bodegones, y tauromaquia y están perfectamente amuebladas.

Los jardines, son bastante espesos en frondosidad y además de bonitos aportan una  sensación de calma y tranquilidad.

Dirección:

Plaza de Pilatos, 1. 41003 Sevilla 

Cómo llegar:                                                                                   

Metro: línea 1.

Autobús: líneas 1, 21, 24 y C4

Horario:

Desde noviembre hasta marzo:

De  09:00 a 18:00 hrs

Desde abril hasta octubre:

De 09:00 hrs a 19:00 hrs

Días de cierre: